APRENDIENDO EN COMUNIDAD

Desde el año 2014 nuestro liceo ha implementado la Metodología de Proyecto, que se caracteriza por la delegación de la responsabilidad principal del logro de los aprendizajes, a las propias estudiantes.  Esta apuesta ha supuesto importantes cambios en la manera de enseñar por parte de los profesores, tomando el rol de mediadores entre el conocimiento y la estudiante. Es por esto que el establecimiento invirtió en un radical cambio en el mobiliario escolar: Las mesas por comunidad.

Este proyecto, busca desarrollar en nuestras estudiantes el espíritu de trabajo en equipo a la par de proyectar la responsabilidad de nuestras niñas en estar a cargo de sus propios procesos educativos en un ambiente colaborativo.
En la actualidad, el sistema se ha consolidado sobre los siguientes parámetros:


7 Comunidades por curso.

Comunidades de un máximo de 7 estudiantes.

Cada comunidad cuenta con una líder.

Cada comunidad cuenta además con otros roles definidos en conjunto con su Profesor Jefe y según las necesidades de cada mesa.

El profesor jefe se reúne una vez a la semana con las 7 líderes.

Las comunidades se suscriben a un decálogo desarrollado por las integrantes del grupo y consensuadas con el resto del curso.

Se establecen a nivel personal, de comunidad y de curso, metas en cuanto a lo académico, pastoral y de convivencia, además de pasos concretos para lograrlas.

 

 

0