MENSAJE PASTORAL ANUAL

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

Brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas obras, y glorifiquen a su Padre que está en los cielos. Mt 5:14-16

En este nuevo año, invitamos a todos los miembros de nuestra comunidad a reflexionar sobre las palabras de Mateo, por las cuales se conmina a transparentar nuestra actitud desproveyéndonos de caretas y actitudes para permitir que el Jesús que vive dentro de nosotros sea visible por los demás.

Significa especialmente para los padres, madres y profesores de este liceo que se extiende hasta las casas, que debemos siempre educar primero a través del ejemplo y después a través del pizarrón y las reglas.

Jesús, por medio de Mateo, nos invita a vivir virtuosamente pero no por miedo a los castigos terrestres y divinos, si no que por la natural bondad de los individuos creados por Dios a su imagen y semejanza. Esta bondad es responsabilidad de todo cristiano, y es el ejemplo que se contagia entre las personas; es la familia que se replica en una comunidad, y es la comunidad que proponemos replicar en nuestra sociedad.

Cinthya Araya Padilla
Directora de Pastoral

0