19-01-2018

El Papa Francisco En Chile: Inolvidable Experiencia De Las Voluntarias del Sara Blinder

17 representantes de nuestro establecimiento participaron de las actividades organizadas por la Iglesia para la visita del Santo Padre.
 

Tras meses de inducción y preparación, estas 15 muchachas tuvieron la oportunidad de servir a la comunidad católica de nuestra ciudad  poniéndose a disposición de las entidades comprometidas con la organización de este magno evento.

El día 13 de enero, las voluntarias participaron de una estimulante Misa de Envío en el recinto Movistar Arena en donde la tarea a realizar durante los días de la visita del Obispo de Roma a la ciudad de Santiago, quedó consagrada al ejemplo del gesto de Jesucristo al enviar a sus Apóstoles a cumplir con la misión encomendada.

El día 15 de enero, esta comisión liderada por la profesora Ximena Aguirre, contó con la presencia de la también profesora Irma Muñoz, la apoderada Roxana Jáuregui  y 14 alumnas de distintos niveles, se reunieron en nuestro establecimiento a las 16 horas, para luego llegar a la Parroquia San Luis Beltrán de Pudahuel a las 17:30. A las 22:00 horas, nuestras voluntarias papales volvieron al Sara Blinder para finalmente pasar la noche en  el Parque O´Higgins a la espera de la misa programada a las 10:30 del día 16.

Un nuevo concepto de paz

En la misa, cuyo tema era la paz y la justicia, el Santo Padre puso fervor en re-entender  el concepto de paz, comúnmente asociada a la ausencia de violencia, comúnmente asociada a la pasividad, a la inacción, como una necesidad de vivir en consecuencia con las reglas cristianas y morales que requieren de trabajo duro y esfuerzos colectivos. No existe paz sin justicia, y nuestros países no serán justos mientras se mantenga la arraigada desigualdad social que es denominador común en Latinoamérica. “Sembrar la paz a golpe de proximidad, de vecindad, a golpe de salir de casa y mirar rostros, de ir al encuentro de aquel que lo está pasando mal” dijo el Papa en relación a su llamado de trabajar por la justicia social.

Para finalizar la ceremonia,  S.E.R. Ricardo Ezzati S.D.B, agradeció la oportunidad de esta insigne visita papal a nombre del pueblo chileno. En su mensaje, recordó la última visita de un Obispo de Roma a nuestro país hace más de 30 años atrás, dedicando elogiosas palabras a Juan Pablo II, como también a la beata chilena, Sor Teresa de los Andes, para terminar pidiendo al Papa que rezara de manera especial por los niños y jóvenes de Chile.

“Una experiencia enriquecedora”

Clara Pastén, estudiante de 4°C,  se refirió a lo vivido en estos ajetreados pero inolvidables días. “El hecho de que más de 400.000 personas se unan en torno de un mismo ideal, el hecho de compartir con mis compañeras y profesoras, otros voluntarios, y por sobre todo verlo a él a unos pocos metros en San Luis Beltrán y luego en el Parque O’Higgins, fue algo que nos quedará para siempre. De verdad, fue una experiencia enriquecedora” dijo la estudiante con respecto a su voluntariado.



Galerias:

0